viernes, 5 de enero de 2018

Roscón de Reyes


Se acerca una de las noches más especiales del año sobre todo para los niños, el día de Reyes, y como manda la tradición, son días de preparar y comer Roscón. Este dulce típico de Navidad es uno de mis favoritos y aunque no es difícil de hacer si que cuesta su tiempo ya que hay que respetar los tiempos de levado, pero cualquiera puede animarse a prepararlo en casa.

Para esta receta he utilizado la harina de Fuerza de Pastas Gallo ideal para preparar Roscones. Esta es una receta tradicional (sin relleno) pero también podéis rellenarlo de lo que os apetezca (trufa, nafa, cabello de ángel, crema, etc...) Y si queréis hacerlo más perfecto tendréis que ponerle una figurita y una haba, para que así al que le toque tenga que pagarlo al año que viene.


Empezamos a rosconear??



 
PREPARACIÓN

1. Primero vamos a preparar el fermento. Mezclamos la leche tibia con la levadura fresca y cuando esté completamente deshecha añadiremos 50 gramos de harina y volveremos a mezclar. Dejamos reposar 30 minutos.

2. Mientras el fermento reposa preparamos el resto de la masa. Con unas varillas o robot eléctrico batimos los huevos hasta que estés espumosos y a continuación añadimos el azúcar y la sal y seguimos batiendo. Derretimos la margarina y la incorporamos a la masa sin dejar de batir. Luego añadimos el agua de azahar y la piel del limón y de la mandarina.

3. Cuando la mezcla este toda integrada vamos añadiendo el fermento y el resto de la harina y batimos hasta que veamos que la masa este bien mezclada y tenga un aspecto homogéneo.

4. Sacamos la masa y en una superficie enharinada, amasamos unos minutos. Si vemos que la masa se pega mucho podemos añadirle un poco de harina pero con cuidado de no pasarse. Cuando tengamos la masa, formamos una bola y la dejamos reposar dentro de un bol tapado con un trapo en un sitio cálido durante 2 horas y media.

5. Pasado ese tiempo nuestra masa habrá doblado su tamaño. Partimos la bola en dos y de ahí nos saldrán dos roscones medianos. Con cada mitad hacemos una bola y luego un agujero en medio para ir abriendo la masa (que sea grande para que no cierre al volver a levar) y darle forma a nuestro roscón. 

6. Ponemos cada roscón en una bandeja de horno con papel apto para hornear (para que no se nos pegue), tapamos con un trapo y dejamos reposar durante 1 hora más.

7. Una vez haya pasado ese tiempo pintamos con huevo los roscones y solo nos queda decorar al gusto con fruta escarchada, con azúcar escarchado (mezclar un pelin de agua con azúcar), con almendras laminadas, etc... y añadir si queremos la figura y la haba (opcional) 

8. Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante 20 minutos. Sacamos y dejamos reposar antes de probarlo. Si os apetece podéis rellenarlo una vez este frio.



Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te apetece dejarme un comentario o sugerencia?