lunes, 10 de diciembre de 2018

Chocolate Ruffled Pie (Tarta Rizada de Chocolate)


Hace mucho tiempo que tengo una lista interminable de recetas de amigos que quiero hacer y hoy por fin os traigo una que me ha encantado infinito y que creo que pasa a ser mi receta preferida de chocolate. 

La Chocolate Ruffled Pie (o Tarta Rizada de Chocolate) es mi versión chocolateada de la famosa Ruffled Milk Pie de la chef griega Vefa Alexiadou y la receta en la que me he basado para esta versión es de mi gran amiga Eva, de BakeStreet, que si no la conocéis ya estáis tardado porque es una gran artista. De ella tengo aún varias recetas pendientes que no se cuando podré hacer, pero todo llegará porque esa lista la tengo que cumplir.

Espero su aprobación y espero que os guste tanto como a mí, porque es de esas recetas fáciles que triunfan siempre. Eso si, ya os aviso que no es muy vistosa pero de verdad que os recomiendo que la hagáis en casa porque esta espectacularmente buena. 

 

¿Empezamos la semana a lo grande?


INGREDIENTES (4-6 personas)
  • 8-10 láminas de masa filo
  • 250 g de leche
  • 40 g de nata líquida para montar
  • 40 gr cacao en polvo
  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 80 g mantequilla fundida
PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Pincelamos el molde que vamos a utilizar con mantequilla fundida. 
  3. Pintamos con mantequilla la primera lámina de masa filo repartiéndola bien por toda la superficie. Cuando la tengamos la doblamos por la parte más ancha sobre si misma y con cuidado hasta que parezca un acordeón. Cuando la tengamos la enrollamos como si fuera una espiral o ensaimada, sin apretar mucho, y la ponemos en el molde. Repetimos la operación con el resto de hojas hasta llenar todo el molde. Yo puse 8 láminas pero perfectamente podría haber puesto 10 u 11.
  4. Una vez las tengamos todas horneamos a 180º durante 25-30 minutos. 
  5. Mientras se hornea la masa preparamos la crema. Calentamos en una cazo la leche con la nata y el chocolate y dejamos que hierva. Después dejamos enfriar. 
  6. Con unas varillas eléctricas o robot batimos los huevos con el azúcar y cuando estén bien batidos vamos añadiendo poco a poco la mezcla de la leche hasta que este todo integrado.
  7. Sacamos el molde del horno y vertemos la mezcla, volviendo a hornear durante 25-30 minutos más hasta que nuestra tarta este hecha (cuajada la mezcla)
  8. Pasado ese tiempo sacamos del horno y la dejamos enfriar antes de servir. Eso si podéis dejarla enfriar mucho, porque en mi casa voló muy rápido.


Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te apetece dejarme un comentario o sugerencia?